Corrales y gallineros de madera.

A pesar de tratarse, por lo general, de animales nerviosos y ágiles, las aves de corral tienden a ser presa fácil para depredadores, como zorros, perros salvajes y aves rapaces, especialmente durante la noches. Además, las inclemencias del tiempo también puede causar que enfermen, y en el peor de los casos, que mueran. Por ello, proprocionamos gallineros de madera muy estéticos y funcionales, cuando se cuente con un sistema de vallado adecuado, y corrales metálicos, una solución muy económica a los corrales de obra tradicionales.